Canal Agrario - Canal 6
Canal 6 emite Canal Agrario los viernes a las 21:00
Portada Fecoam Tratamientos preventivos en frutales
Fecoam
Tratamientos preventivos en frutales
( 1 Voto )
03.02.10 - LA VERDAD

HORTALIZAS

Enfermedades. Las condiciones de altas humedades, con precipitaciones reiteradas, junto a los daños producidos por las heladas y alto nivel de inóculo presente por ataques anteriores, están favoreciendo las infecciones de hongos y bacterias. Junto a tratamientos fungicidas específicos, la utilización de resecantes o cicatrizantes y el ajuste del riego y abonado constituyen medidas fundamentales. En cultivos como el tomate deben evitarse podas y deshojados en condiciones de altas humedades, salvo que, ya finalizadas, se introduzca un tratamiento que facilite la cicatrización de los cortes. Igualmente puede ser importante la eliminación de órganos afectados y saneamiento de chancros, a los que se aplicará una pasta fungicida.

FRUTALES

Tratamientos en almendros. En las zonas más tempranas (Campo de Cartagena y Vega Media) y en el caso de variedades tempranas -Ramillete, Colorada y Garrigues-, los almendros se encuentran en estado fenológico D-F. En aquellas parcelas donde puedan darse condiciones de humedades altas durante la noche, sería recomendable la aplicación de fungicidas, antes de floración, que combatan enfermedades como monilia, abolladura y cribado y evitar así la aparición de éstas.

Frutales de hueso. Dado que las condiciones climatológicas son adecuadas para la aparición de enfermedades como monilia, abolladura y cribado, en las variedades extratempranas se recomienda realizar tratamientos preventivos con fungicidas, iniciando los tratamientos antes de floración y repetirlos si continúan estas condiciones. En este tratamiento es aconsejable el empleo de aficidas, ya que en este tratamiento se eliminan los primeros pulgones procedentes de huevos de invierno, con lo cual se produce una reducción muy importante de éstos al inicio del periodo de brotación. A la hora de los tratamientos, deberá tenerse en cuenta no realizarlos con temperaturas inferiores a 5º para evitar reacciones de las materias activas.

Tratamientos en el albaricoquero Búlida. En la comarca del Noroeste, el estado fenológico predominante es A, siendo en algunas parcelas más adelantadas B. El momento más adecuado para la realización de tratamientos preventivos contra monilia, es estado fenológico D - E (antes de abrir la flor) y el segundo, al inicio de la caída de pétalos (en especial si se presentan condiciones climatológicas con lluvias y humedades altas). Este año, los ataques de monilia pueden ser importantes, ya que quedaron muchos frutos momificados en los árboles.

CÍTRICOS

Aguado o podredumbre de frutos. Las humedades propician la aparición de aguado o gomosis en aquellas plantaciones con frutos no recolectados. Esta enfermedad es causada por el hongo Phytophthora y se manifiesta con virulencia en los frutos cítricos después de su recolección, tras el proceso de manipulación y almacenamiento en cámara, afectando de manera especial a los frutos que han estado en contacto con el suelo. Los tratamientos fúngicos en campo tienen baja eficacia. Debe evitarse la recolección de frutos mojados. Estas condiciones junto a la presencia de temperaturas cálidas favorecen el desarrollo del hongo y la aparición de podredumbres.

OLIVARES

Poda. Una vez finalizada la recolección de la aceituna llega el momento de realizar esta labor:

Mantener siempre los árboles con una relación hoja-madera alta, permitiendo un aclareo de mayor intensidad cuando en la explotación van a realizarse recolecciones destinadas a aceituna de verdeo.

Realizar podas que mantengan volúmenes de copa compatibles con las disponibilidades de agua.

Las brotaciones deberán cubrir las ramas principales,.

En los olivos envejecidos, realizar podas de renovación que supriman maderas viejas, equilibren la relación hoja-madera y permitan, en años posteriores, la reconstitución de la copa conservando las brotaciones, mediante la reducción temporal de la intensidad de poda.

En olivares de aceituna de mesa se realizará un aclareo ligero de la copa para conseguir un adecuado tamaño del fruto.

Realizar el mínimo número de cortes posibles.

En árboles jóvenes, quitar las varetas o brotaciones adventicias de los troncos cuando estén poco desarrolladas y no se hayan lignificado, lo que unido a la aplicación de un mástic cicatrizante evitará los ataque de Euzopherra pingüis que penetra aprovechando las heridas y que prospera en zonas con reducida afluencia de savia.

En olivar de almazara no realizar podas severas que eliminen mayor proporción de hoja que de madera.

Quemar o triturar los restos de poda antes de la salida de adultos de los barrenillos

No triturar los restos de poda dejándolos en el terreno, cuando haya árboles afectados por verticilosis.

Información elaborada por la Consejería de Agricultura y Agua

LA VERDAD